El empleo se frenó antes del verano: 333.800 ocupados más y un 14% de paro

El crecimiento de las horas extra no pagadas fue cuatro veces superior al de las horas extra remuneradas, que se incrementaron un 2,1%. Esto evidencia que las empresas no temen las sanciones de la Inspección de Trabajo por la ley de control horario y prefieren seguir incumpliendo la normativa. El Ministerio de Trabajo ordenó a la Inspección que pusiera límite a las sanciones en las primeras semanas a las empresas que no estuviesen negociando con sus trabajadores el registro de jornada. Sin embargo, tres meses después de la entrada en vigor de dicha ley de registro horario, y cinco desde su aprobación en el BOE, por lo que las empresas han tenido tiempo suficiente para acordar cómo realizan los partes de trabajo, se ha decidido dar un giro a esta relajación de la norma.

 

En España 364.900 trabajadores hacen horas extras

En España hay un total de 364.900 trabajadores que hacen horas extra sin remuneración, de los cuales, el 90% no cobra nada y solo un 10% cobra una parte de ellas.

La mayor parte de las horas extra no pagadas, igual que las pagadas, se producen en el sector manufacturero. Es sorprendente que sea así, ya que el control horario en la industria es muy sencilla, ya que basta con fichar a la entrada de la fábrica. En total, el sector industrial tuvo 5,5 millones de horas extra sin remunerar en el segundo trimestre, equivalente a 10.600 trabajadores. El segundo puesto lo ocupó el sector hostelero con 4,9 millones de horas extra no pagadas a lo largo del trimestre, unos 9.400 puestos de trabajo.

Las horas extra no pagadas suponen casi la mitad del total de las horas extra que se hacen en España (un 48,4%), el peor dato en más de dos años. Sin embargo, hay algunos sectores en los que casi todo el trabajo extraordinario no está remunerado. El sector inmobiliario apenas pagan un 7,4% de las horas extra que exigen a sus trabajadores, el resto, 92,6%, les salen gratis.

El sector financiero tampoco paga el 90% de las horas extra y las empresas de la educación no remuneran el 84% de las horas. En el extremo opuesto, la minería paga casi todas las horas extra: apenas un 4% están sin remunerar. Y las compañías de suministro de agua, que son públicas o reguladas, también cumplen en su mayoría con la normativa y pagan el 93% del trabajo fuera de jornada.

Todas estas situaciones, que atentan contra el cumplimiento de la ley, tienen solución en los partes de trabajo.