El registro horario avanza en las empresas aunque persisten las dudas

Siguen habiendo procesos de negociación abiertos y dificultades en determinados colectivos, según distintas fuentes empresariales.

Tres meses después de la entrada en vigor del control horario avanza la implantación aunque persisten dudas sobre cuál es la mejor forma de medir el tiempo de trabajo. Desde la Inspección de Trabajo, que aún no ha impuesto sanciones, denuncian falta de recursos para poder controlar el cumplimiento de la norma.

Desde el pasado 12 de mayo, según fija el Real Decreto Ley 8/2019, todas las empresas tienen la obligación legal de contar con un sistema de registro donde conste la hora de entrada y salida de cada empleado diariamente.

El registro se ha ido implantando en muchas empresas y se han firmado acuerdos, y aunque persisten las dudas sobre la mejor fórmula para hacerlo, hay procesos de negociación aún abiertos y dificultades en algunos colectivos.

Tres meses en los que aún no se han impuesto sanciones y la labor de la Inspección está siendo más de asesorar siempre que vean la intención de ponerlo en marcha (la multa por incumplimiento está entre los 626€ y los 6.250€).

La presidenta del sindicato de Inspectores de Trabajo recuerda además las dificultades con las que trabajan, con escaso personal y medios anticuados y apunta a la conveniencia de contar con un mayor desarrollo reglamentario de la norma.