Las empresas ignoran el registro de jornada: las horas extra no pagadas suben un 10,5%

El pasado mes de mayo comenzó a funcionar el registro de jornada, siguiendo la ley de control horario, según el cual las empresas están obligadas a contabilizar el tiempo efectivo de trabajo de sus empleados y a pagarles las horas extra trabajadas. Las empresas criticaron esta medida, pero la realidad es que han optado por ignorarla, añadiendo un incumplimiento lista de fraudes en el empleo que hay en España.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) muestran que en el segundo trimestre del año aumentó el número de horas extra no pagadas en España, nada menos que un 10,5%. En total se realizaron 37,9 millones de horas extra sin remunerar y que tampoco cotizaron a la Seguridad Social. Eso supone el equivalente a contratar a 72.800 trabajadores a tiempo completo durante todo el trimestre.

Es verdad que en el segundo trimestre de cada año se incrementa el fraude de las horas extra, sobre todo por el aumento del empleo en la hostelería por la campaña de verano. Sin embargo, este año el incremento de las horas extra ha sido especialmente fuerte, a pesar de la obligatoriedad de los partes de trabajo. Se trata del mayor aumento de las horas extra en un segundo trimestre desde 2009, lo que evidencia el fracaso del registro de jornada para frenar el fraude.